LA CULTURA DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

La cambiante sociedad actual, a la que llamamos sociedad de la información, está caracterizada por los continuos avances científicos (bioingeniería, nuevos materiales, microelectrónica) y por la tendencia a laglobalización económica y cultural (gran mercado mundial, pensamiento único neoliberal, apogeo tecnológico, convergencia digital de toda la información…). Cuenta con una difusión masiva de la informática, la telemática y los medios audiovisuales de comunicación en todos los estratos sociales y económicos, a través de los cuales nos proporciona: nuevos canales de comunicación (redes) e inmensas fuentes de información; potentes instrumentos para el proceso de la informaciónel dinero electrónico, nuevos valores y pautas comportamiento social; nuevas simbologías, estructuras narrativas y formas de organizar la información… configurando así nuestras visiones del mundo en el que vivimos e influyendo por lo tanto en nuestros comportamientos.

 La sociedad de la información también se denomina a veces sociedad del conocimiento (enfatizando así la importancia de la elaboración de conocimiento funcional a partir de la información disponible), sociedad del aprendizaje(aludiendo a la necesidad de una formación continua para poder afrontar los constantes cambios sociales), sociedad de la inteligencia (potenciada a través de las redes – inteligencia distribuida-) Como destaca Castells (1997), frente a una primera revolución industrial sustentada en la máquina de vapor, y una segunda apoyada en la utilización masiva de la electricidad, la actual tercera revolución (que supone el auge del sector terciario) tiene como núcleo básico y materia prima la información y nuestra creciente capacidad para gestionarla, especialmente en los campos de tratamiento de la información simbólica a través de las TIC y el tratamiento de la información de la materia viva mediante la ingeniería genética y la biotecnología. Hay que tener en cuenta que históricamente, siempre que han incrementado las capacidades de comunicación de las personas, a continuación se han producido cambios sustanciales en la sociedad.

                      Imagen 

Anuncios

Iniciativas educativas para una sociedad de la información sostenible

El número de matriculaciones en grados relacionados con las Tecnologías de la Información, especialmente Informática y Telecomunicaciones, han sufrido un continuo descenso en la última década, aún más profundo si cabe en el colectivo femenino. Esta situación preocupa a empresas, gobiernos y universidades, ya que si la tendencia persiste no habrá suficientes profesionales de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) que puedan mantener el ritmo de innovación y mejora competitiva en los países occidentales en un futuro cercano. En este artículo se pretenden analizar las razones que han llevado a esta situación desde el punto de vista de los jóvenes y los centros de educación superior, con especial atención en los factores que afectan a las mujeres. Y se da una perspectiva de las distintas iniciativas innovadoras que se están llevando a cabo por parte de las Universidades y Administraciones públicas para acercar la realidad de la profesión informática a toda la sociedad y contrarrestar esta tendencia.

Web 2.0, el Empoderamiento de los Públicos

web

El pasado mes de abril, la consultora norteamericana Forrester Research hizo público un interesante análisis que aborda el futuro de los medios de comunicación social, identificando cinco fases evolutivas. Cada una de ellas pretende establecer un “timing” fenomenológico que redundaría en aproximaciones certeras de las diversas plataformas sociales que conforman la actual web 2.0:

01.- Era de las Relaciones Sociales: Las personas buscan conectarse con los demás y compartir
02.- Era de la Funcionalidad Social: Se establecen redes sociales sistémicas, operativas y funcionales
03.- Era de la Colonización Social: Las experiencias individuales poseen potencial de tipo social
04.- Era del Contexto Social: Personalizada y precisa en cuanto a contenido
05.- Era del Comercio Social: Las comunidades buscan definir productos y servicios que pueden ofrecerse y/o potencializar la gestión productiva

En este contexto, la experiencia social ha dado paso, hoy en día, a un nuevo perfil de público/consumidor, instando a organizaciones y líderes a adaptarse con rapidez a los actuales paradigmas digitales. El empoderamiento de individuos y grupos específicos motiva la innovación al interior de las organizaciones, y a formar parte de un proceso social y económico sin precedentes.

En el futuro más radical, sin dudas, la web semántica o web 3.0, permitirá converger todos los esfuerzos de estrategia digital en una estructura cuyo dinamismo y facilidad de acceso y participación definirá el éxito de gestión estratégica. Las herramientas se encuentran a disposición, y el desafío de implementación en los responsables de la toma de decisiones.

Las empresas y su inversión en Social Media Marketing: Desafíos pendientes

Resulta inconcebible que en el actual escenario social de Internet, en donde los flujos de información y diálogos se caracterizan por una riqueza y poder nunca antes observados y la dinámica de vinculación y relacionamiento de las audiencias ha transformado por completo las tradicionales concepciones del marketing, la comunicación y la publicidad,existan empresas que por temor, escepticismo, incertidumbre, desinformación o resistencia aún no desarrollen un plan que les permita pensar y actuar de manera digital y utilizar la diversidad de canales online como una herramienta estratégica de negocio, innovación y maximización productiva.
Actualmente, la brecha y potencial competitivo existente entre grandes, medianas y pequeñas empresas muestra un claro e inédito “equilibrio democrático”. Una cierta igualdad de condiciones especialmente atractiva para Pymes, en donde la creación de marca y promoción mediante estrategias sociales puede llegar a constituir una acción determinante para consolidar y perpetuar el negocio. Sin embargo, la participación en medios y redes sociales debe concebirse como una acción sistémicaque va más allá del simple ejercicio de abrir cuentas en Facebook y Twitterenviar e-mails a listas de contactos, subir videos o fotografías, actualizar estados o cruzar diálogos de manera monótona con un sentido únicamente táctico, aislado o experimental. “Estar por estar” no tiene sentido. La necesidad de entender que los social media no constituyen un fenómeno mediático ni una tendencia, sino una realidad y una herramienta clave de negocio,permitirá un diagnóstico más certero, plantear objetivos claros, planificar y establecer una estrategia sólida y desenvolverse con coherencia de acuerdo al modelo de negocio y a los principios que sustentan la organización. La asimilación de estas premisas, contribuirá a aumentar las probabilidades de emprender con éxito una estrategia SMM disminuyendo errores, actuando con mayor velocidad frente a escenarios de crisis (reputación), aprovechar las oportunidades y responder a los requerimientos que la comunidad digital exige, constantemente.
Pues bien. La siguiente presentación corresponde al más reciente estudio de la consultoraBurson Marsteller, denominado “Las empresas y las redes sociales en LatinoaméricaEl reporte, que sondeó a las 160 empresas de mayor facturación de Argentina, Brasil, Chile,Colombia, Perú, Puerto RicoMéxico y Venezuela, proporciona argumentos sólidos respecto al valor estratégico de los medios sociales de Internet y diagnostica el estado actual de su “inserción” en el entorno digital.

Social Media is Mass Media

socialmedia
Durante los dos últimos años un creciente número de comentaristas forman los sectores académicos y comerciales han comenzado a darse cuenta de que los medios sociales es los medios de comunicación. Este ha sido menos un reconocimiento de la adopción masiva de la tecnología de medios de comunicación social que una comprensión más profunda de la forma en que la tecnología de las redes sociales ha llegado a funcionar en la sociedad. Inicialmente parecía que la llegada de los medios sociales inauguraría un nuevo paradigma de los medios de comunicación – uno en el que los usuarios podrían dominar, mientras que las corporaciones y los intereses comerciales, cuya absoluta de control de los medios de comunicación, caracterizado hasta ahora existente, serían relegados a un papel secundario. Sin embargo se ha vuelto cada vez más evidente, sobre todo en los últimos dos o tres años, que los medios sociales es más una permutación de los medios de comunicación que una alternativa a la misma. Si bien esta comprensión podría venir como un poco de una decepción para los defensores de la democracia de los medios, sin duda es una buena noticia para los vendedores.

En el ámbito académico, una de las principales voces que proclaman esta nueva realización ha sido José van Dijck, profesor de estudios de medios comparativos de la Universidad de Amsterdam. En su reciente libro, La cultura de la conectividad: Una Historia Crítica de los medios sociales , el profesor van Dijk analiza cómo ha evolucionado en medios sociales desde su lugar inicial a la prominencia. Comenzando como un ecosistema fragmentado de las redes controladas por el usuario, los medios de comunicación social se ha transformado en un paisaje dominado por unos pocos jugadores importantes (por ejemplo, Facebook, Google y Twitter) que influyen fuertemente en la configuración de las redes de usuarios que utilizan algoritmos impulsadas por imperativos económicos tanto como por las preferencias del usuario.

Inicialmente consiste casi exclusivamente de los contenidos generados por los usuarios, las redes sociales se compone en la actualidad gran parte de los contenidos generados por profesionales de los principales fabricantes de marca y los conglomerados de medios de comunicación de masas. De hecho, la forma en que los medios de comunicación social está ahora enredado a fondo en todos los medios de comunicación ha funcionado más para mejorar los medios de comunicación y perpetuar su supremacía en lugar de alterarlo. Prácticamente todo el contenido web ahora incluye botones de “compartir” los medios sociales “similares” y, si bien todos los carteles publicitarios, impresos, de radio y televisión se refieren ahora al público a las páginas de Facebook, Twitter maneja, y los canales de Youtube. En este nuevo entorno, el profesor van Daijk argumenta , la idea de que los medios sociales son una alternativa o incluso separados de los medios de comunicación ya no se corresponde con la realidad.

En el ámbito de la comercialización, la Dra. Karen Nelson-Field y sus colegas en el Instituto Ehrenberg-Bass han estado exhortando a los anunciantes a adoptar un enfoque modificado para los medios de comunicación social. En lugar de centrarse en los fans y seguidores de crecimiento e involucrarlos en un nivel individual, el Dr. Field y sus colegas recomiendan que los anunciantes se centran en ampliar el alcance de su contenido de medios sociales, tal como lo hacen en el caso de otras formas de medios de comunicación:

“Facebook se está convirtiendo cada vez más a los medios de comunicación tradicionales. Quizá sea el momento para que los anunciantes se mueven desde la preocupación de cómo muchos fans que tienen que explorar en vez cuántos compradores de la categoría de Facebook puede llegar, por lo que el costo y con qué efecto.”

 El hecho de que los medios sociales son medios de comunicación tiene implicaciones positivas para los vendedores. Esto significa que hay menos de un misterio para el social media marketing que muchos comerciantes se llevó previamente a creer. Ahora está claro que, si bien la experiencia del usuario en los medios de comunicación social es de hecho la novela, el fin último del anunciante sigue siendo la misma que en los medios de comunicación – es decir, para ampliar el alcance lo más posible entre los compradores actuales y potenciales. Además, con la economía de los medios de comunicación social que se asemeja cada vez más los de medios de comunicación tradicionales, los anunciantes pueden estar seguros de que las oportunidades de comercialización continuarán expandiéndose en todo el panorama de los medios sociales. En un irónico giro medios de comunicación social, así como los medios de comunicación tradicionales que la precedieron, que parece ser más una utopía para los vendedores que para los usuarios.